El Taller del Alfiler

Uvas y manzanas

Posted on: septiembre 8, 2010

 

 

 

Sonó el despertador, eran las cuatro de la mañana y todavía no había amanecido. Ella aún estaría dormida.

clip_image001

 

Después de ducharse se tomó el café con magdalenas y salió a la calle. Le gustaban las magdalenas de su madre, atenta hasta al más mínimo detalle. Siempre les ponía algo especial. Esta vez eran de cerezas.

 clip_image001 http://www.etsy.com/listing/51062595/cup-cake-lovers-dream?ref=cat3_gallery_23

A los diez minutos apareció la destartalada furgoneta, con otros cuatro jornaleros dentro. Se montó en el asiento delantero, camino del campo. Empezaba a amanecer. Ella estaría despertando, se ducharía y se iría a trabajar; como todos los días.

El calor apretaba cuando pararon a comer: un cuenco de gazpacho andaluz y seis chuletillas de cordero para cada uno. ¿Qué comería ella, allí, en su remota oficina? No terminaba de entender su trabajo. ¿Qué oficio era áquel, todo el día sentado pulsando teclas en una máquina? Pero estaba claro que era un trabajo importante, más importante que el suyo. Así lo atestiguaban sus vestidos, siempre a la última moda, y su interminable colección de bolsos.

clip_image001 clip_image001 clip_image001clip_image001 clip_image001

clip_image001 clip_image001

 

 

clip_image001 clip_image001 clip_image001

clip_image001 clip_image001 clip_image001

Apuraba el plato de fruta cuando todos se levantaban.

clip_image001

Vuelta a la faena: cortar racimos, echarlos al cesto y luego al contenedor, una vez y otra vez. Al final se creaba un ritmo, una especie de melodía que invadía el cuerpo dando ánimo a los doloridos músculos en la espalda y liberando la mente.

clip_image001

Era tarde cuando cerró la puerta de la furgoneta y entró en la casa. Estaba cansado, muy cansado, pero sabía que todavía no había acabado el día para él. Subió y se volvió a duchar, una ducha rápida, no había tiempo para más; lo justo para que no se notara demasiado la dureza del trabajo en su expresión. Había observado que ella solía vestir de blanco, así que eligió ese color y apretó el paso hacia la estación. Era un trayecto largo en autobús, pero le llevaría hasta ella.

clip_image001

Confiaba en poder verla allí en la plaza, junto a su grupo de amigas, tomando el último refresco antes de volver a c asa. Lo único cierto era que le gustaban las manzanas. Siempre tomaba zumo de manzana en vaso y con pajita. ¿Qué vestido llevaría? ¿Se fijaría en él esta vez?

clip_image001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

DocuBlog

Just another WordPress.com site

Deshilachado

Just another WordPress.com site

Diario de Naii

Just another WordPress.com site

Laino danen gainetik

Just another WordPress.com site

AMPA CEIP Ntra Sra del Val

Just another WordPress.com site

Blog - Emma Welford Designs

Just another WordPress.com site

Pom Pom Quarterly

Just another WordPress.com site

SEOANETEXTIL

Just another WordPress.com site

Oliver + S

The Oliver + S blog provides tips, tutorials, and inspiration to make sewing with Oliver + S patterns more pleasurable and rewarding.

Palindrome Dry Goods

Just another WordPress.com site

cosiendo y aprendiendo

Just another WordPress.com site

Pauline Alice

Just another WordPress.com site

Think Twice

Just another WordPress.com site

Hebra de Lana

Just another WordPress.com site

DEDAL, AGUJA E HILO

Just another WordPress.com site

El atelier de Tejidos & Telas

Just another WordPress.com site

The Ganchillo Natural Revolution

Just another WordPress.com site

Sew Mama Sew

Just another WordPress.com site

Look At What I Made

Crochet: If it can be made with these two hands...

Gallimelmas e Imaginancias

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: